Skaftafell

El Parque Nacional Skaftafell es uno de los lugares más visitados del país, tanto por los propios islandeses como por todos los turistas que están de ruta por Islandia.  

Con más de medio millón de visitantes cada año, el Parque Nacional Skaftafell es una de las atracciones turísticas más populares de la costa sur de Islandia. A lo largo de sus largas y variadas rutas de senderismo, todas ellas perfectamente señalizadas, el parque Skaftafell ofrece un sinfín de atractivos naturales: curiosas aves, espectaculares cascadas, ríos serpenteantes y maravillosas vistas panorámicas desde las cumbres de sus montes. Además, el parque está junto a Vatnajökull, de modo que Skaftafell se convierte en un mirador perfecto de glaciares y sus paisajes.

Svartifoss

Svartifoss es una de las principales razones por las que mucha gente decide visitar Skaftafell. Se trata de una impresionante cascada rodeada por columnas negras de basalto. Esto, que le ha ganado el sobrenombre de “la cascada negra”, es su característica más llamativa, ya que no es una catarata tan alta como Skógafoss o tan caudalosa como Gullfoss. Además, resulta llamativo visitar Svartifoss y percatarse de que sus columnas de basalto nos recuerdan a uno de los edificios más emblemáticos de Reikiavik: la Hallgrímskirkja.

Por último, y pese a lo llamativas que pueden resultar las columnas negras de basalto de Svartifoss, es necesario recordar que no es posible acercarse a la cascada tanto como en otras, como Seljalandsfoss o Dynjandi. Esto es así porque las columnas de basalto se desprenden poco a poco, y en alguna ocasión pueden llegar a ocasionar accidentes.

Horario

Centro de visitantes:
Enero, febrero, noviembre y diciembre:
Abierto todos los días: de 10:00 a 18:00 horas.
Marzo, abril, mayo, septiembre y octubre:
Abierto todos los días: de 9:00 a 18:00 horas.
Junio, julio y agosto: 
Abierto todos los días: de 8:00 a 19:00 horas.