Dynjandi

Dynjandi, conocida como “el velo de novia” por el manto blanco que crea el agua sobre las rocas, es una de las cascadas más hermosas de Islandia pese a ser menos conocida que Gullfoss o Skógafoss.

Ubicada a orillas del fiordo Arnarfjörður, la cascada Dynjandi es uno de los principales símbolos de los Fiordos del Oeste. Tanto es así, que probablemente se encuentre dentro del top 3 de las cascadas más bonitas de Islandia.

Pese a que ese pódium pueda ser algo subjetivo, es un hecho irrefutable que con sus más de 100 metros de desnivel, Dynjandi es uno de los saltos de agua más impresionantes de la isla. El agua baja a través de siete cascadas, siendo la principal de ellas la más grande y espectacular: el agua fluye por Dynjandi suave pero incesantemente por una pared rocosa casi tan ancha como alta. Desde allí, el agua continúa su camino hasta desembocar en el fiordo atravesando otras seis cascadas más pequeñas pero que ayudan a confeccionar uno de los paisajes más impresionantes de Islandia. 

Visitar Dynjandi

La visita a Dynjandi resulta cómoda y agradable, ya que cuenta con facilidades como aparcamiento gratuito y servicios (de pago, 200 ISK). Además, un camino hecho a base de tablones de madera permite a los visitantes acceder hasta la mismísima parte inferior de Dynjandi, donde el agua salpica el rostro asombrado de todo aquel que llega hasta allí.

¿Cómo llegar a Dynjandi desde Isafjordur?

La cascada de Dynjandi está 80 kilómetros al sur de Isafjordur. El mejor modo para llegar hasta Dynjandi desde Isafjordur es alquilar un coche y conducir por la carretera 60 a través de la montaña hasta llegar al fiordo Arnarfjörður, donde se encuentra la catarata. El trayecto hasta allí dura aproximadamente una hora y media, ya que en su mayor parte es por carreteras sin asfaltar. A pesar de ello, el viaje hasta la cascada se disfruta ya que las vistas de los Westfjords son magníficas y el camino no entraña ningún peligro siempre que se conduzca con precaución.

Por otra parte, en Isafjordur existen algunas empresas locales que ofrecen excursiones guiadas para visitar las cascadas y su entorno.