Látrabjarg

Con más de 14 kilómetros de extensión, los acantilados de Látrabjarg son el lugar donde viven más aves marinas de toda Europa. No en vano, es uno de los mejores lugares de Islandia para ver frailecillos en libertad.

Los acantilados de Látrabjarg no son solo uno de los lugares más remotos de los Fiordos del Oeste, sino también del país: son el punto más al oeste de Islandia. Este aislamiento y su climatología han conllevado que Látrabjarg sean el lugar favorito para los millares de aves marinas que viven allí, entre las que destacan los simpáticos frailecillos o puffins.

Además de ser un lugar ideal para el avistamiento de aves, Látrabjarg también resulta impresionante por sus paisajes y dimensiones: los acantilados pueden llegar a medir más de 400 metros de altura en algunos casos y se extienden a lo largo de 14 kilómetros del litoral islandés.

¿Un barco y un avión abandonados?

En la carretera 612, por la cual se llega a Látrabjarg, es posible toparse con un barco y un avión abandonados. El barco, llamado Garðar 64 BA, fue construido hace más de 100 años en Noruega para recorrer la costa islandesa en busca de ballenas, por lo que está considerado como uno de los más antiguos de Islandia.

Por otra parte, el avión abandonado perteneció al ejército estadounidense, al igual que el avión de Sólheimasandur. Pese a su estado, puede visitarse su interior e imaginar cómo llegó a ser antaño … ¡Siempre que los pájaros lo permitan! En la parte alta del fuselaje anidan varias aves que, en ocasiones, impiden el paso a los curiosos turistas.

Playas de Látrabjarg

A pocos kilómetros de Latrabjarg se encuentran dos de las mejores playas de Islandia: Rauðsandur y Breiðavík.

Rauðsandur, que significa “arena roja” es una playa de fina arena rojiza de diez kilómetros de largo en la que, a veces, se pueden llegar a ver focas. La otra playa, Breiðavík, resulta igualmente tranquila e ideal para pasear por ella si el tiempo acompaña, aunque en este caso el color de su arena tiende más hacia el dorado y sus dimensiones son más reducidas.

¿Cómo llegar a Látrabjarg desde Isafjordur?

Los acantilados de Látrabjarg están a 200 kilómetros al sur de Isafjordur. Además de alguna excursión organizada que podáis encontrar en las empresas locales, la única forma para acceder a ellos es con un coche de alquiler.  

El trayecto hasta Látrabjarg desde Isafjordur dura casi cuatro horas, en las que hay que atravesar algunos de los paisajes más impresionantes de los Westfjords, pero que también requieren paciencia a la hora de conducir, ya que la mayor parte del tramo es sin asfaltar y hay que reducir la velocidad.